Fin de semana motorizado

Es magnífico que Pedrosa logre imponer su serenidad y habilidad ante tanto jovencito de sangre caliente que anega sus miradas. Es lamentable que Sete, que ha demostrado con grandes dosis de trabajo y  constancia su capacidad para ser campeón del mundo de la categoría reina del motociclismo, haya  tenido que coincidir en el tiempo con un piloto excepcional que impide una auténtica rivalidad. Crivillé tuvo más suerte.

¿Lo de Alonso ha sido mala suerte como él ha dicho o un ápice de exceso de confianza propiciada por su arrollador comienzo de temporada?

Anuncios

Si lo desea, deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s